Parche en la 80. Memoria de juventudes.

 

Autor: Andrés Daniel Bonilla Sánchez Hamilton Gallego Duque.

 
COMPARTIR
 
 

Recoger y sistematizar las memoria individuales y colectivas de los integrantes de la Mesa de Articulación Juvenil Parche en la 80 ha sido un enorme reto, pues siempre estuvo presente la inquietud, a modo de obstáculo, de cómo nosotros, algunos de sus integrantes, podríamos construir la memoria de nuestra organización. ¿Cómo lograr cierta objetividad? ¿Cómo no olvidar los recuerdos de esta familia que elegimos?

Cuando concluimos la lectura de aquellos relatos, cuando terminamos de escuchar las múltiples voces de “adentro” y de “afuera”, no dejamos de pensar que lo importante aquí, lejos de los métodos y la rigurosidad propia de la disciplina histórica, no es la precisión de los hechos históricos, la búsqueda de concatenarlos y hacer un relato uniforme y homogéneo ¡No! Acá, simplemente, no es posible. Esta “historia” o relato no busca la lógica, el proceso global o la tendencia histórica. Buscamos la simpleza del hecho rememorado, atado a una temporalidad, un lapso sumamente corto, casi inconexo con el pasado.

Los hechos parecen tener diferentes conexiones significativas, según los actores y sus intencionalidades y visiones del futuro. Pará algunos son transiciones y para otro los mismos hechos son recuerdos disruptivos, pero también, a la vez, son insignificantes para otros. Esta confusión relativista parece que es la forma que adquiere el acto de recordar ¿juntos?, nuestro pasado. Y ¿no es precisamente esta dialéctica, contradicción y paradoja lo que es la realidad vista en toda su complejidad? Sin embargo, la mesa juvenil simplemente dio por sentado que nuestra forma en el tiempo no parecer ser más que una colcha de retazos, de recuerdos difusos, relatos consensuados, de “juntanzas” que han enriquecido este espacio, pero que cada uno no se proyecta más allá de ser una ficha del mosaico.

 

Sin embargo, si todos ellos escucharan sus aprendizajes, lo que son, lo que quieren y su proyección en este espacio, se darían cuenta que los integrantes nuevos y los viejos no solo son una ficha del mosaico, que da mera consistencia o apariencia a la mesa juvenil, sino que son un todo materializado, un bricolaje, en un sentido profundo, construir nuestro mito de "sobras y fragmentos". Quien entra y se va nos deja una parte de su ser y se lleva una parte del nuestro; nunca volvemos a ser iguales.

Entonces, ¿para qué recordar? ¿Para qué rememorar si en ella la verdad no es más que un espejo de ilusiones, deseos y subjetividades casi inconmensurables? "Recordar puede interrogar a la esperanza". ¿Acaso una especifica lectura del pasado no es, pues, la base que justifica y llena de sentido una determinada proyección hacia el futuro? El pasado está vivió en las subjetividades en tanto es recordado en el presenten con un sentido. ¿Recordar un hecho no es, pues, un campo de lucha por el sentido de lo que se recuerda? Lo que se recuerda corresponde a la esencia misma de lo que somos, de lo que queremos ser.

Por esto, queremos recordar la Mesa de Articulación Juvenil como la escuelita que es, nuestro refugio ante el tedio, la exclusión y la intolerancia de este mundo podrido de pobreza y desigualdad. Ha sido nuestro espacio vital para poder soñar y luchar por hacer otro mundo posible desde la inclusión, la diversidad, la solidaridad y la tolerancia.

Esta escuelita nos enseñó a reconocer en el otro y su potencial de acción la posibilidad de que nuestra experiencia en el mundo no solo sea activa, sino también significativa. Ha sido nuestro espacio vital para volver a construir sueños colectivos sobre nuestro futuro. La Mesa de Articulación Juvenil, indudablemente, ha sido nuestra escuelita para vivir a la enemiga, como la soñaba el brujo de Otraparte, Fernando González.

 

 
 

El comienzo

 

La Mesa Juvenil nació sin dolientes. Los primeros integrantes no tuvieron la voluntad ni el interés de que este nuevo espacio se constituyera en un escenario legítimo para la participación de los jóvenes, ni para la toma de decisiones en pro de ellos mismos. Cuando se priorizó el proyecto con Presupuesto Participativo (PP), se buscaba realmente un proyecto para fortalecer los colectivos de forma individual por medio de incentivos económicos para sus proyectos y no crear una mesa juvenil, pues se supone que ya existía una.

Sin embargo, el diseño del proyecto desde la alcaldía se encuentra con un ambiente favorable de voluntad política, el cual, para su momento, se pensó más en darle cumplimiento a las metas del Plan Estratégico de Juventud y promover la formación para la participación juvenil en los corregimientos de la ciudad, para lo cual se incluye crear la Mesa de jóvenes y otros componentes.

La Mesa de Articulación Juvenil nació en septiembre de 2016. Fue un componente del proyecto priorizado por Bibiana Díaz de Circo Arte, Andrés Gutiérrez de Arte y Contraste y Jhony Sánchez de Los de la 80, por medio de recursos del PP del año 2015 1 . La ejecución de este proyecto estuvo a cargo de la Corporación ExperienciArte. En su inicio se convocó a 20 organizaciones de las 26 que existían en el corregimiento, pero solo 11 acudieron al llamado para participar de la conformación de la Mesa, fueron Laboratorio Audiovisual LABSAP, Círculos Procultura por el Agua, Semillero de Investigación GRIS, Prado Acuático, Arte y Contraste, Circo arte, SADEP, Los de la 80, Nuevo Verano Teatral, Danzas Feyalim, Arte Ambigua, y REDAJIC

Durante 2016 los jóvenes realizaron un festival de iniciativas el 27 de noviembre, se formaron y participaron de la construcción del Plan Estratégico de la mesa juvenil 2017-2019. La Mesa juvenil en su comienzo se estructuró en tres líneas: Cultura y deporte, medio ambiente y comunicaciones; y cuatro principios de acción: vínculos y confianza, agenda común, diálogo de saberes y respeto por la heterogeneidad. Sin embargo, este documento sólo quedó en el archivo personal de los promotores y de ExperienciArte.

De 2017 en adelante jamás se volvió a hablar de este plan estratégico. No obstante, durante la ejecución del proyecto nuevamente priorizado por PP en 2016 y ejecutado por la Corporación ExperienciArte, el 2017 mostró un nuevo panorama. A la Mesa llegaron nuevos jóvenes y organizaciones, entre ellos el colectivo Cine al parque, la Escuela Popular de Cine, Mirum, Bokeh, Farah, Letragoras, Arte Joven, el Taller de Artes Comuna 80, Uklub y el grupo Scout 142, quienes comenzaron a reconocer el espacio.

Pese a esta revitalización por la participación ―dada por los ánimos de los nuevos jóvenes―, se construyó y orientó un nuevo plan de acción que se trazó como meta cumplir con las acciones que ofrecía el proyecto, así se realizaron tres acciones articuladas: primero, "La jornada Artística y Cultural" en la media torta de El Limonar realizada el 14 de Octubre; segundo, un foro articulado a la cátedra de Paz: seguridad humana, juventud y ruralidad, Realizado el 27 de octubre en el Parque Biblioteca y, tercero, se realizó una "parada juvenil Pradeña" el viernes 24 de noviembre en la Institución Educativa Ángela Restrepo Moreno.
 

 
 
Salida de integración a Guarne
 

La dinamización del espacio de la Mesa hasta ese momento sólo había sido producto de la agenda institucional: la capacidad de agencia de la Mesa de Articulación Juvenil quedó supeditada a participar de las iniciativas, formarse para ello y acudir a articulaciones puntuales, con objetivos efímeros y acciones desarticuladas sin proyección. Sin embargo, durante el 2017 se construyeron lazos de amistad en algunos parches e integraciones del proyecto, por ejemplo, la salida a una finca en Guarne el 26 y 27 de agosto y el intercambio de experiencia realizado en la ciudad de Pereira para conocer el proceso de TrazaSueños durante los días 3, 4 y 5 de noviembre; además la natillada en diciembre 23 en el barrio Compartir.

 
 
Salida a Pereira. 2017

Por otra parte, casi en simultáneo la Mesa Juvenil adquiere el nombre de Parche en la 80 y su logo, diseñado por Andrea Correa de Bokeh, lo que permite que vayamos construyendo una identidad colectiva más allá del proyecto y la institucionalidad. Llamarle Parche en la 80 “fue una construcción colectiva de los jóvenes que invitaban a que la mesa de articulación fuera más un parche para construir juntos y juntas, que una mesa seria, fría e institucionalizada, además que invitaba también a trabajar y a parchar juntos en la construcción de vínculos”, dice Mónica Sepúlveda, directora de ExperienciArte 2 .

A pesar de que durante la ejecución del proyecto la Mesa de Articulación Juvenil adquirió forma, era muy dependiente de un operador que la dinamizara, financiara y de su acompañamiento técnico. Esto se tradujo en el ejercicio de funciones de liderazgo y convocatoria que no asumieron los mismos jóvenes, sino que en su lugar lo hizo ExperienciArte. Es decir, hubo un limitado empoderamiento juvenil para sostener la existencia y dinamización de este espacio, debido a la falta de voluntad de sus integrantes por asumir a la Mesa juvenil Parche en la 80 como espacio legítimo para la articulación de los jóvenes del corregimiento.

Pero un día fue diferente…

 

El pacto de Pereira.

En la noche del 4 de noviembre de 2017, en un salón de juegos del Hotel donde nos hospedáramos durante la salida a la Ciudad de Pereira, un grupito de jóvenes sentados en una esquina, Oscar Chaverra, Dany Valencia, Violeta Torres y Daniel Bonilla decidieron pactar que, a pesar de las dificultades, de las responsabilidades y de la existencia o no de un incentivo económico y apoyo financiero, nos volveríamos a reunir en el 2018. Juntos dinamizaríamos el espacio de la Mesa Juvenil. Este recuerdo, que ronda como un fantasma en nuestras memorias, se disputa con la “versión oficial” de la historia de la Mesa juvenil Parche En La 80, esa historia que dice que somo el producto inalterable, casi teleológico, de lo que se inició en 2016.

Pereira marcó un antes y un después para nuestra mesa; porque fue la base de los primeros los lazos de confianza, pero también, por medio de una pequeña base de articulación permanente nos permitió superar la dependencia institucional; De este modo se logró programar una agenda propia para la movilización juvenil y la gestión de recursos propios para alcanzarla.

Durante 2018 Mónica Aguirre, enlace de la Secretaría de la Juventud, acompañó este esfuerzo de Parche En la 80 por construir sentidos de vida digna en el corregimiento desde el arte y la cultura, superando la visión de la mera articulación por la articulación, característica del periodo de acompañamiento institucional. Así se buscó lograr una articulación por objetivos comunes que involucrara a la comunidad.

 

Una Agenda propia: Bases de las relaciones de confianza y solidaridad.

 

Durante inicios del 2018 el desafío inicial para la mesa juvenil fue convocar de nuevo ―esta vez autónomamente, sin la dependencia institucional― a las organizaciones juveniles que participaron del proceso. Sin embargo, parte de las organizaciones de mayor trayectoria nunca acudieron al llamado, se habían desligado de la Mesa. Así, el nuevo panorama de independencia institucional estuvo acompañado por un reacomodo del mapa juvenil de la organización, quedamos: Bibiana Diaz de Circo arte; Juan Esteban, Andrea Cano y Andrea Gómez de Bokeh Colectivo Fotográfico; Violeta Torres del Colectivo Artístico MIRUM; Hamilton Gallego de la Escuela Popular de Cine; Oscar Chaverra y Daniel Bonilla de Cine al Parque; Dany Valencia con el grupo Letragora; Génesis Vélez como líder comunal de la JAC el Vergel; Johan y Daniela de Danzas Feyalim y Yamile Serna del Taller de Artes Comuna 80.

A pesar de que muchos ya nos habíamos conocido, las relaciones de confianza apenas se estaban creando. Intentamos dinamizar el espacio y convocamos a la mayor cantidad posible de jóvenes, para que participaran en la construcción de los nuevos objetivos y acciones. junto con Mónica Aguirre escribimos nuestra visión:

Somos jóvenes promotores de la apropiación del territorio, que realizan acciones educativas y culturales promoviendo la sana convivencia, el respeto por la diferencia y la construcción de sentidos de vida digna en el corregimiento” y se propuso como líneas de acción la educación popular (acciones de formación y dialogo de saberes), derechos humanos (su promoción y reconocimiento) y comunicaciones (visibilizar potencialidades y necesidades del corregimiento).

Definimos aspectos técnicos y de identidad, como el logo que nos representa. Retomamos nuestro logo, creamos una página en Facebook y un correo electrónico, con los cuales empezamos a difundir las actividades y convocatorias de nuestros colectivos, de la Mesa y la oferta de la alcaldía para jóvenes.; desde entonces ha sido el medio estratégico para invitar a las juventudes del proceso del PPYPDL.

Por otro lado, 2018 fue un año de critica a la injerencia adulta e institucional en la Mesa. Sin embargo, a pesar de las intenciones, en la práctica, la agenda terminó supeditada a la oferta institucional. Nuestras acciones aún estaban muy supeditadas a lo que pudiera ofrecernos la alcaldía, estábamos en una etapa donde solo fuimos actores para la articulación de las agendas existentes sin avanzar hacia ser actores que movilizáramos nuevas agendas. Así, durante este año nos articulamos al proyecto de Clubes Juveniles, ejecutado por la Corporación Presencia Colombo Suiza. Colaboramos en su lanzamiento el 30 de junio con un evento llamado Mi arte, mi cuerpo y mi territorio, en el cual nos articulamos con el Grito de Brujas Colectivo, Farah y la pastoral juvenil KeDios.

 
 
30 de julio, CDS Rosaleda.
 

En adelante, Parche En La 80 se enfocará en convocar asambleas juveniles (como la del 3 y 9 de julio y el 6 de agosto) y elevar la voz de las juventudes en la ruta para el diagnóstico de la actualización del Plan de Desarrollo Local (PDL). Hubo participación de jóvenes, pero sin lograr articulaciones fuertes y comprometidas en torno al PDL.

El 21 de septiembre de 2018 participamos activamente de la marcha contra la Explotación Sexual y Comercial de los Niños, Niñas y Adolescentes (ESCNNA) que se realizó en el corregimiento. Bibiana Diaz, un actor cultural de amplia trayectoria, fue clave en la vinculación del Parche con las acciones y agendas para la promoción y prevención de los derechos de los niños, niñas, jóvenes y adolescentes.

Ese mismo año llegó al corregimiento un proceso de la Alcaldía de Medellín para la población juvenil, ejecutado por la Corporación Ikala con presupuesto ordinario. Estos contrataron como promotora juvenil a la “Yeya” (Yesica Restrepo), líder del Grito de Brujas Colectivo. Para este proyecto, los jóvenes de la Mesa estuvieron muy pendientes de los recursos y su ejecución, cuestión que generó varias discusiones con el operador y que, a pesar de los intentos de conciliación donde intermedió la misma alcaldía, no se pudo llegar a un acuerdo que dejara conforme a los jóvenes de Parche En La 80. Tomamos la decisión de retirarnos del espacio, aunque el proyecto continuó y se ejecutó sólo con la RedVuelta en la Ochenta.

Decidir alejarnos de este proyecto, fue un punto importante en nuestra independencia de la institucionalidad. A pesar de que ésta nos sigue acompañando actualmente y seguimos participando de sus proyectos, nuestra agenda ya no dependió ―ni depende― completamente de su oferta. Comprendimos que necesitábamos una agenda propia y que nuestras acciones son responsabilidad de nuestra capacidad de gestión. Así, asumimos una posición que permanece hasta el día de hoy: somos un actor independiente que colabora con la institucionalidad, pero que no asume ninguna dependencia o subordinación a ésta que nos impida actuar críticamente.

Lo anterior conllevó a plantearnos nuestras propias actividades. Unas de las que más recordamos son: el festival de Halloween por los derechos de los niños, que Andrea Correa nos propuso hacer en su barrio los Mesa, que logramos realizar el 3 de noviembre. Allí participamos Cine Al Parque, Circo Arte, Escuela Popular de Cine, Mirum, Taller de Artes comuna 80, Bokeh, y otros colectivos independientes como Farah, Makerule y la tropa de Scout 142 y el Parque Biblioteca José Horacio Betancur y Clubes Juveniles.

El 8 de diciembre de 2018 en el CDS San Antonio de Prado y en el CDS Pradito comenzamos con la Donatón Navideña, donde intercambiamos refrigerios por regalos, para donarlos a los niños de la vereda San José. El 22 de diciembre realizamos la noventa en la escuelita de vereda San José; Allí participaron KeDios con una dramatización, dimos regalos he hicimos una natillada, compramos para hacer buñuelos y la hermana de Elizabeth, la líder social de la vereda, nos ayudó a hacerlos.

 
 

En medio del ajetreo, de la gestión, del buscar cómo solucionar lo que no se pensó antes y los problemas técnicos y logísticos, logramos sacarles una sonrisa a los niños y niñas, además del agradecimiento de sus padres y de la comunidad. Al final, sin necesidad de decirlo, todos sabíamos que a pesar de las discusiones internas que nos llevó el pensar estas acciones, lo valían, porque no solo afianzaba nuestra confianza, sino que también nos enseñaba sobre las necesidades del otro y el valor de la solidaridad, el servicio y la fuerza de las voluntades. Al finalizar nos tomamos algunas cervezas, parchamos, debatimos y nos conocimos un poco más. Nuestra juntanza debe ser también un parche para disfrutar del ser joven.

El 2018 es un mero recuerdo, pero que indudablemente marcó nuestra memoria colectiva. Este año logramos nuestra segunda y definitiva independencia, construimos una agenda que nos involucró en la gestión de recursos para lograr nuestros objetivos y nos llevó a recorrer y reconocer las realidades de nuestros barrios y veredas. Pasamos, por decirlo así, del debate a la acción y este paso se nos hizo cada día más fácil, coherente y necesario.

 

“Y nos hicimos amigos”. Bases para la consolidación y la proyección.

 

Para el 2019 ya no nos acompañaban Dany Valencia integrante de Letragoras y Makerule, Yuly Botero de REDAJIC, la tropa de Scout 142, ni Daniela y Johan de danzas Feyalim. Sin embargo, este año significó la consolidación de la Mesa con la llegada de nuevos miembros y una mayor cohesión interna, y donde los vínculos de confianza y amistad se fortalecieron. Jennifer Andrea Valencia, el nuevo enlace de la secretaria de juventud, fue un actor clave en el proceso de consolidación de la Mesa Juvenil, como veremos.

A medida que conocíamos nuevas personas nuestra agenda ampliaba sus horizontes. Cuando decidimos hacer parte de la formación de formadores para el Sistema de Alertas Tempranas para las Infancias y las juventudes de la alcaldía de Medellín-SATMED, no sólo nos cualificamos sobre la protección de los derechos de las Niñas y niños, sino que también reconocimos a la Mesa Juvenil como un agente protector. Y desde entonces nos hemos motivado por realizar una agenda que promueva acciones simbólicas y pedagógicas para reflexionar sobre este tema, como la toma del parque para hablar de la explotación sexual y comercial de Niños, niñas y adolescentes - ESCNNA-, la del Poblado y la Plaza Cisneros, y acciones pedagógicas con niños en veredas como Montañita y el Salado.

Con el SATMED conocimos a Oscar Carvajal líder de la Corporación Amarte, una organización que trabaja con población con discapacidades en el corregimiento. Su vinculación a la mesa implicó que reconociéramos, como líderes juveniles, la histórica exclusión de los jóvenes con discapacidad de todas las agendas de los grupos juveniles artísticos y de la alcaldía misma. No dudamos un momento en que la Mesa Juvenil debería de acompañar esta lucha por la inclusión de las personas con discapacidad.

Durante la marcha del 3 de diciembre por la convención de los derechos de las personas con discapacidad, Juan Pablo Castañeda, un joven del comité de inclusión se motivó a conocernos y desde ese momento hasta hoy sigue asistiendo a la Mesa Juvenil, con la esperanza de que sea un espacio para la promover la inclusión y la diversidad de la condición humana.

Otro proceso significativo para la agenda de Parche en la 80 fueron los Parches Veredales, que gracias a Jennifer Valencia fueron apoyados con el proyecto del mismo nombre de la Secretaría de juventud, y que realizamos en la vereda el El Salado, Potrerito y Montañita el 6 de abril y el 14 de julio, respectivamente, lo que nos permitió recorrer el territorio y reconocer las problemáticas de los jóvenes de las veredas.

La mesa juvenil buscó entre 2018 y 2019 incluir un enfoque de juventud en la actualización del Plan de Desarrollo Local (PDL) y también la priorización de proyectos para la juventud en PP, en este proceso conocimos a Miguel Monsalve, del colectivo vértices en representación de la RedVuelta en la Ochenta, Daniel Martínez del Colectivo Amarule y Jhonatan Calle un joven estudiante, que se fueron vinculando a la mesa juvenil.

En La Ruta de PP y PDL Oscar Chaverra, Miguel y Jennifer jugaron un papel activo en la socialización y en la pedagogía de votación para los proyectos de juventud del PP en los colegios, además del apoyo de Bibiana Díaz en las comisiones del PP. Gracias a este proceso de movilización se logró que dentro del PP quedará priorizados un proyecto dirigido a la juventud con el presupuesto de más de 281 millones de pesos, y que se ejecutará en este año 2020.

La movilización del sector juvenil en el Presupuesto Participativo no fue nuestra única apuesta en grande, también nos soñábamos un festival juvenil para el corregimiento, con mucha oferta y articulaciones. Gracias a la persistencia de la mesa logramos realizar el primer Festival de la Juventud por la diversidad, la identidad y el territorio durante los días 11, 12 y 13 de octubre del 2019, cerca de 30 actores juveniles nos articulamos para realizarlo. Gracias a la gestión de Jennifer Valencia, enlace de la Secretaría de juventud, Oscar Chaverra y Bibiana Díaz pudimos conseguir la mayoría de los recursos desde diferentes secretarías. El Festival de la Juventud nos permitió un mejor acercamiento a colectivos y redes del corregimiento como Mesa diversa Comuna 4, Compañía entre tanto, Chirimía la sabrosura, ExperienciArte, Baile Urban, Cine Al Parque, Taller de Artes Comuna 80, Escuela Popular de Cine, Amarule, Tropa de Scout 142, Circo Arte, Mirum, Comité de Inclusión, Amarte, Taller de Artes, Bokeh, Monkey Battles, Kojs + Aiwelie-Surelie, Unlimited Dance, Baile Urban, MBM Light Project, Colectivo Vértices y Redvuelta en la Ochenta, Riseen Reggae, Secretaria de Juventud y participación ciudadana, Gerencia de Corregimientos y Uva el Paraíso.

 
 
13 de octubre de 2019. Ultimo día del festival de juventud.
 

Gracias a ese festival se construyeron nuevos lazos de apoyo y así se pudo realizar la segunda versión del festival de Halloween ¿y tú a que le tienes miedo? el 2 de noviembre en el CDS La Rosaleda y de la Donatón navideña, donde gracias a una fundación pudimos distribuir 200 regalos por las veredas de Potreritos, Yarumalito y Astilleros, el 28 de noviembre y el 21 y 23 de diciembre, respectivamente.

El acompañamiento de Jennifer, y su acercamiento a la organización, y la presencia de nuevas organizaciones y miembros como Jhonatan Calle, Oscar Carvajal, Juan Pablo Castañeda, Daniel Martínez y Miguel Monsalve, sumado a un mayor compromiso de los demás integrantes del Parche, nos fortaleció mucho estas actividades y permitió reconocer que en la unión con los otros las acciones pueden ser aún más significativas para la gente y para nosotros.

Y después de todo esto, luego de cada actividad, con el cansancio y la satisfacción que se siente cuando se logra un objetivo y tener la sensación de pertenecer a una comunidad, de tener amigos, compartimos las noches juntos, en la Tienda de Pacho, que fue “nuestra oficina”, o la Casa Popular de la Red Vuelta. Para estos lugares que ahora no están, que congregaron amigos y parceros, complicidades y alegrías, gracias por permitirnos disfrutar del ser jóvenes y seguir construyendo este sueño de la Mesa de Articulación Juvenil -Parche En La 80-.